Esta triste zanahoria a punto de ser devorada fue víctima de la más tierna batalla de Photoshop

Comentarios