Las personas optimistas tienen algo en común: ¡Siempre llegan tarde!

Comentarios