Nadie puede creer su historia: él, parapléjico; ella, su terapista… ¡Ahora serán unos felices padres!

Comentarios