Se rehúso a matarlo por su mal congénito, y ahora Nubby es un chachorro feliz

Comentarios