Su dueño le ordenó que se quedara “quieto” y nunca regresó por él

Comentarios