Lee serenamente su periódico en un Starbucks inundado y le hacen una épica batalla de Photoshop

Comentarios