Un perro siempre llegaba a dormir a una casa ajena; cuando ella supo el porqué, no pudo contener la risa

Comentarios